Categorías
amor Aprender a vivir Bienestar depresión suicidio Educacion Emociones Felicidad Inteligencia Emocional Liberarse Motivación y crecimiento personal Parejas Recuperar mi autoestima Relaciones Ser feliz Sin categoría

Nadie que siembre el mal, cosechará felicidad.

No one who sows evil will reap happiness.

Los Judas se ahorcan solos.

Nadie que siembre el mal, cosechará felicidad. Espero que sea fácilmente de comprender mi redacción, sobre esta comparativa bíblica, respecto a la vida actual de quien lea este escrito.

Cosecharás tu siembra.

-Lea este breve estracto de Mateo 27:3: “Entonces Judas, el que le había entregado” (se refería a Jesús) – Aquí se habla de nuestro “entregador”, o sea, a las personas que nos han hecho daño, consciente o inconscientemente. En este caso, lo que hizo Judas a Jesús, fue premeditado.

-Luego en Mateo 27:5 (continua hablando de Judas) “salió, y fue y se ahorcó”. Por si no entendió el mensaje, (dejo las citas bíblicas para que lo lea entero a este capitulo), usted debe saber que los “Judas”, tarde o temprano, se ahorcan solos. Sin necesidad de que usted mueva ni un solo dedo, sin tomar venganza y sin llenarse de odio ni rencor. ¡Se hará justicia!

Porque aunque le cueste creerlo, en esta vida, nadie que siembre el mal, cosechará felicidad.

Aunque parezca imposible, usted debe soltar si quiere realmente ser libre de su “victimario”, ese que le hizo tanto mal. Pagará por ello, en el tiempo que sea preciso, solo cuando Dios así lo decida. Mi deber por mi experiencia propia es que le aclarare esto, usted no debe estar al pendiente de ver la justicia del cielo. Eso agota y daña al ser humano.

¡Eso se suelta! No puede permitir que se le vaya la vida esperando ver caer a su enemigo, no siempre la justicia sera visible a nuestros ojos naturales.

La gran mayoría de las veces el “infierno” es interno. Mucha gente vive el infierno en carne propia estando viva.

La frustración, la disconformidad y la no encontrarle un sentido a la vida, es lo que hace vivir a una persona de la peor manera, a causa de sus propias decisiones.

Es lo mas duro que le puede pasar a un individuo, pero el resto, casi nunca nos enteramos de ello. Tiene que aprender a confiar y a descansar en Cristo, porque lo que Dios dijo, se cumplirá, lo reitero: nadie que siembre el mal, cosechará felicidad.

En romanos 12:19-21 dice: “Queridos hermanos, no busquen la venganza, sino dejen que Dios se encargue de castigar a los malvados. Pues en la Biblia Dios dice: «A mí me toca vengarme. Yo le daré a cada cual su merecido.» 20 Y también dice: «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Así harás que le arda la cara de vergüenza. No se dejen vencer por el mal. Al contrario, triunfen sobre el mal haciendo el bien”.

Hay una promesa de justicia pero también un mandamiento que debemos hacer. En otras palabras, no solo debemos perdonar a quienes nos han dañado sino que, Dios va mas allá aún, nos pide compasión, misericordia y una tregua para con todas las personas, inclusive, a nuestro Judas.

¿Estaría usted dispuesto en hacerle el bien a quien mas lo ha lastimado? Es bueno ver a Dios hacer justicia por nosotros pero mas bueno es, obedecer lo que Él nos pide que hagamos.

Su plan es perfecto y se ejecutará solo como Él quiera.

Permitame hablarle con la mas absoluta verdad, tendrá que aceptarlo y entenderlo si usted quiere realmente estar mejor. Lo que le dará paz a su alma no es el “castigo” de Dios sobre las personas que han sido malas con usted. Solo el bendito perdón es quien lo librará del dolor del pasado, pero para perdonar, usted tiene que decidir cambiar su forma de pensar.

Cambiar su punto de vista sobre ese acontecimiento. Cada día decida no darle mas poder al otro de hacerle doler el corazón, de entristecerlo, haga esto hasta que se convierta en un habito en su vida.

Es usted quien debe tener el control de su mente, usted debe elegir que pensar y que no. Aunque le cueste creerlo si se puede, sea usted quien dirija la orquesta de su cerebro, yo lo he logrado, usted también puede.

Vamos, suelte, libérese, empiece de cero nuevamente pero esta vez, en paz. Porque nadie que siembre el mal, cosechará felicidad.

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Puntuación: 5 de 5.

👉👉Deja en los comentarios tu opinión sobre este articulo y ¡No olvides suscribirte! 👇👇

Este articulo es auspiciado por

  • HOMOFOBIA, palabra inventada.
    Hoy la palabra FOBIA está de moda. Hay una fascinación por etiquetar así a cualquier persona que no está de acuerdo con el comportamiento de una […]
  • Escúchame Feminista.
    Por mucho tiempo yo te escuche a ti feminista, ahora quiero que tú me escuches a mí. Tantas veces has hablado en mi nombre y […]
  • ¿Como sanar el dolor del pasado?
    La luz en medio de la oscuridad. Toda persona tiene recuerdos, sin ellos no tendríamos historia. Son parte de nuestra vida. Para que haya pensamientos […]
  • 👩‍👧‍👦 Como CRIAR a mis HIJOS EXITOSAMENTE 👨‍👧‍👦
    Cualquier cosa que esté vacía, siempre tiende a llenarse. Un vaso, que ya está lleno, claramente no puede ser llenado con ninguna otra cosa más. […]
  • No quiero ser madre.
    ¿Porque nos cuesta tanto valorar la libertad individual? La bendita libertad de decidir. No quiero ser madre – ¡Que locura! no saben lo que dicen, […]
  • Lo mas bonito que he escuchado.
    Oye Daniel que religión eres? – De la que ama a todos, de la que no juzga a nadie, perdona todo, sirve a los demás, […]

SUSCRIBETE TAMBIEN A NUESTRO CANAL DE ACTUALIDAD Y POLITICA: