Categorías
Emociones Inteligencia Emocional Liberarse Motivación y crecimiento personal Parejas Recuperar mi autoestima Relaciones Sin categoría

Un buen negocio.

Valore el tiempo y observe a las personas.

un buen negocio.
no puedes hacer un trato con una mala persona. Warren Buffet

Un buen negocio. Para que que pactar y perder el tiempo probando, insistiendo con relaciones de toda índole que no darán buenos resultados jamas. ¿Para que? Las buenas intenciones no bastan. Yo tengo un pensamiento grabado en mi mente: Para mi toda persona es buena, hasta que demuestre lo contrario.

Ayudar, brindar oportunidades es tan gratificante, principalmente para uno mismo, mas que para quien recibe la ayuda. Esto es algo que jamas debemos perder pase lo que pase. Pero por supuesto que cuando estamos enfrente de una persona que se ha encargado ella misma de demostrar su deslealtad, ingratitud y deshonra. ¿Que nos hace creer que con nosotros esta persona tendrá un comportamiento diferente?

Yo fomento la restauración y la oportunidad a quien alguna vez se equivoco, perdonar y empezar de nuevo, siempre lo remarcare en mis escritos. Pero por sobre todas las cosas, tiene que haber un equilibrio entre la responsabilidad y la coherencia. Aprender a no manejarnos por las emociones. En situaciones tan serias e irreversibles, la frialdad a la hora de tomar decisiones es quien los librara de grandisimos dolores de cabeza.

Dios quiere que seas honrado en todos tus negocios. Prov 16:11

En el que, yo considero nuestro bendito manual de instrucciones, la Biblia, dice esto “No participen en nada de lo que hacen los que no son seguidores de Cristo. Lo bueno no tiene nada que ver con lo malo. Tampoco pueden estar juntas la luz y la oscuridad” 2 Corintios 6:18… Hoy en día, en otras palabras, así lo afirma Warren Buffett, quien es considerado uno de los más grandes inversores del mundo. Algo debe haber aprendido este señor para dar esta afirmación.

La diferencia de valores, de prioridades entre las personas tarde o temprano se empieza a notar. Al principio de toda relación amorosa, de un negocio, o de amistad etc todo es rosa, una multitud de planes y proyectos invade la nueva relación de esperanza. Con el pasar del tiempo lo que era rosa, ya no lo es tanto y comienzan las diferencias que ponen en jaque los principios, valores y convicciones de cada uno. Es en este momento donde nos mostramos en nuestra pura esencia, la persona.

Un buen negocio, solo se puede lograr con un buena persona.

No se puede pactar nada con nadie que no tenga los mismos valores que la otra parte, ya sea para matrimonios, algo tan decisivo y peor aun cuando hay hijos. Es de necios cerrar un negocio con alguien que es corrupto, que intenta sacar ventaja a espalda del otro socio. Esfuércese y haga un buen negocio. No pierda dinero y tiempo, recuerde que el tiempo es vida.

Podemos querer mucho a ciertas personas pero esto no las convierte en personas de fiar. Cuando hablo de “valores” me refiero a que el corrupto debe pactar con el corrupto (la oscuridad, la injusticia), el íntegro con el íntegro (la luz, la justicia). Un trato mezclado se puede realizar sin ningún problema, pero sepa que usted es quien saldrá perdiendo. Negar esto a generado grandisimas decepciones. Los sentimientos no pueden dominarnos. Tenga un corazón blando pero con sangre de hielo.

Repito el aprecio como el encantamiento que podamos sentir por otra persona, no la convierte a ésta en mejor. Nos fascina creer que las personas son como nosotros esperamos pero nada tan alejado de eso. No quiero demonizar a los demás pero no podemos dejar de ser conscientes a quienes tenemos enfrente y lo que invirtamos en ellos es muy probable que no lo recuperaremos.

Los beneficios de un buen negocio.

El justo valorará la bondad del otro como un tesoro, en cambio el injusto ni siquiera lo tendrá en cuenta, no esta en sus prioridades. El comportamiento diario de una persona siempre nos muestra directa o indirectamente las intenciones que tiene. Lo que sale de la boca de todo ser humano es lo que hay en su corazón. Todo lo que no queramos escuchar/ver en el momento preciso, volverá en forma de bofetada.

Lo repetiré siempre hasta el hartazgo, nadie tiene el poder de cambiar a otra persona por mas bueno que seamos. No es falta de Fe, es prudencia. Hay que observar con los ojos de la realidad y no con la falsa esperanza autoimpuesta. El discernimiento es quien te alerta si hacemos bien en apostar, en confiar y cual es el límite. El limite es nuestra alerta.

La sabiduría es aceptar lo que vemos en el otro más allá de nuestras intenciones, más allá de nuestros sentimientos y saber apartarse cuando tenemos que hacerlo. Los No también bendicen. Esto es medicina preventiva para su vida.

#DesarrollarLaConcienciaDeMuerte

Instagram: @monikaojeda

sudadera de mujer rosa
MONIKA LA LINDA