Categorías
Aprender a vivir Educacion Emociones Inteligencia Emocional Liberarse Motivación y crecimiento personal Parejas Relaciones Sin categoría

Así es como mujeres y hombres llegan a mostrar la misma crueldad.

¿Que culpa tiene una hormona?

Relato de lo escrito. Voz en español, subtitulado en ingles.

Así es como mujeres y hombres llegan a mostrar la misma crueldad. Ambos matan por igual, en unos casos sus victimas son mujeres, en otros, sus victimas son los niños.

Observo que la gran mayoría, por no decir todas las mujeres feministas no hacen ni la mínima auto critica, no intentan buscar la raíz del problema que tanto les afecta. Las mujeres, a diferencia de los niños, pueden huir de su agresor.

VIOLENCE DOES NOT HAVE GENDER.
VIOLENCE DOES NOT HAVE GENDER.

Y menciono principalmente a las mujeres ya que muchos de los hombres violentos, tienen un denominador en común y es que han crecido con la ausencia física o moral de la imagen paterna.

Esto muestra una vez mas, la importancia que tiene una madre sobre la vida de un hijo. Por supuesto que una persona necesita de ambos progenitores para un sano crecimiento. El problema es que muchos hombres no tienen los valores inculcados sobre el cumplimiento de sus deberes como padres. No les ha sido enseñado, se han reproducido y como consecuencia, la generación siguiente, continúa con la misma pobreza mental, abandono moral y es una cadena que no tiene fin.

Este pensamiento por supuesto que lo observo a nivel general, en personas psicologicamente sanas pero con carencias afectivas y morales. Se terminan convirtiendo en los nuevos padres abandonicos o poco presentes en la vida de sus hijos. Nadie puede brindar lo que no tiene, eso es un hecho. Es por esto que hago mas hincapié en las mujeres ya que considero, que la mujer tiene mas poder e influencia que el hombre en la vida de los hijos.

PUBLICIDAD

Culpar a la testosterona

Yo no creo que debido a la testosterona los hombres sean violentos, si por su naturaleza son mas competitivos y cuentan con otras habilidades que las mujeres no tenemos, debido también a nuestra naturaleza. Como por ejemplo, la caza, para la supervivencia, como se hacia hace miles de años atrás. (Bien lo explica en una entrevista del medico Daniel Lopez Rosetti)

Creo que un hombre se transforma en violento por otros factores que nada tienen que ver su naturaleza biológica. Como por ejemplo, el considerarse asi mismo débil, carente de afectos y traumas arrastrados desde su niñez, frustraciones en la adultez y a estos factores le sumemos todo tipo de adicciones y la facilidad de obtener armas, es un cóctel potencial de peligro para quien este cerca. Pero nunca lo sera por su sexo.

La sociedad y su responsabilidad.

“Las investigaciones sociológicas demuestran que los niños y los hombres son socialmente recompensados por ser físicamente fuertes y dominantes y socialmente ridiculizados si se muestran débiles o sumisos“, le explica a BBC Mundo la profesora de Sociología de la Universidad de Harvard, Jocelyn Viterna.

Esto ocurre paradojicamente en una sociedad donde mas del 50% son mujeres. Por esto hice este escrito “Si el machismo aun vive, es gracias a la misma mujer”

Al día de hoy se quiere ir al otro extremo de “feminizar” al hombre, arrancarle su masculinidad, convirtiéndolos en seres sin esencia, porque la propia es “errónea”. Confundiendo la digna hombría de muchos, con la agresividad de algunos.

FUENTE DEL ARTICULO BBC Mundo

Cuando las mujeres también matan.

PUBLICIDAD

Cuando las mujeres también matan.

Al hablar de la personalidad de un homicida, explica Pueyo, hay dos factores que son clave: su actitud hacia la violencia y su impulsividad o temperamento.

Ambos elementos se dan indistintamente en hombres y mujeres: “cuando la persona ya sea por venganza, por celos, por envidia o por cualquier otra razón cree que el homicidio es tolerable, justificable“.

Y es así como mujeres y hombres llegan a mostrar la misma crueldad.

“Asumimos que las mujeres son más pacíficas, más gentiles, más dadas a criar, a educar, y (como sociedad) no sabemos cómo reaccionar cuando no son así, pero las mujeres han estado envueltas en genocidios, las mujeres violan, las mujeres cometen actos de terrorismo, torturan. Abu Ghraib es un ejemplo de ello”, señala Gentry.

PUBLICIDAD

Un hombre no conoce a su asesino, la mujer si, ella puede huir.

En un informe publicado en marzo por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas sobre las tendencias de la delincuencia a nivel mundial, se afirma que alrededor del 80% de las víctimas de homicidio intencional en todo el planeta son hombres.

Según Bisogno, los homicidios cometidos en los espacios públicos son generalmente perpetrados por hombres contra hombres, mientras que en la esfera doméstica en la mayoría de los casos las víctimas son mujeres, asesinadas por sus parejas, exparejas o familiares.

“Mientras que los hombres son asesinados por alguien que ni siquiera conocen, casi la mitad de todas las mujeres víctimas son asesinadas por las personas más cercanas a ellas”, señala un comunicado de la UNODC.

Un porcentaje de muertes olvidado

En muchos casos, las mujeres matan para defenderse o para proteger a sus hijos. Sin embargo, si nos concentráramos en los infanticidios encontraríamos que la balanza del sexo de los perpetradores cambia, advierte Pueyo.

Las mujeres son más autoras de infanticidios, especialmente de bebés, que los hombres. Parece fácil la explicación: ellas son las que están a cargo de su cuidado”. Así es como mujeres y hombres llegan a mostrar la misma crueldad.

Al analizar los casos de mujeres que han matado a sus hijos, se observan algunas tendencias:

“Si los niños son muy pequeños, menores de 2 años, generalmente las razones que llevan a las mujeres a matarlos son sociales. Por ejemplo: no quieren que se sepa que tuvieron un embarazo o no saben qué hacer con el niño”. Sin olvidarnos de las mujeres que teniendo al alcance de sus manos todos los medios anticonceptivos disponibles, deciden no utilizarlos, luego se realizan un aborto, poniendo la vida de ese ser humano como un problema y no como una persona. Del mismo modo como los infanticidios pero dentro del vientre.

Al analizar los casos de mujeres que han matado a sus hijos, se observan algunas tendencias:

En el análisis “Asesinatos de niños por madres: patrones y prevención” de la Asociación Mundial de Psiquiatría, explican que en muchos filicidios (cuando una madre o un padre mata a su propio hijo) las madres argumentan “motivos altruistas“.

Así es como mujeres y hombres llegan a mostrar la misma crueldad.

De hecho, muchas de las perpetradoras presentan trastornos mentales. Como cualquier persona que asesina a otra, están bajo los efectos de alguna droga o alcohol o por trastornos mentales sin importar su sexo. Nadie en su sano juicio asesina, salvo en defensa propia.

Los neonaticidios, ocurren cuando el bebé es asesinado en sus primeras 24 horas de vida y en su investigación hallaron que “casi todos los neonaticidios son cometidos por las madres, que son con frecuencia jóvenes, solteras, con embarazos no deseados y que no recibieron cuidados antenatales”.

Cuando los niños son mayores de dos años, se suelen vincular los motivos con la depresión de la madre y también con celos, indica el académico español.

Hay mujeres que matan a sus hijos para vengarse de los maridos. Explica el profesor de la Universidad de Barcelona.

En su libro “¿Por qué las madres matan: caso de un psicólogo forense”, el doctor Geoffrey R. McKee indica que es extremadamente difícil conocer las tasas globales de infanticidios en su magnitud real porque muchas muertes son tratadas como accidentes, no se recoge la información forense de forma adecuada y en algunos casos los cuerpos de los niños nunca son encontrados.

Cada asesinato responde a una situación en particular y en ella confluyen varios factores.

“Es muy raro que haya mujeres terroristas que se autoinmolen, pero las hay. Es muy raro que hayan hombres que maten bebés, pero también los hay. Ningún comportamiento de homicidio o asesinato es exclusivo de un género“, señala Pueyo.

Le invito a continuar leyendo el siguiente articulo: HAY ESPERANZA PARA USTED.

Auspiciantes:

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD