Categorías
Sin categoría

La felicidad es consecuencia de la paz.

¿Como obtuve la paz?

una persona que logro llegar a encontrar la paz.
feliz. una persona que es feliz.

Nos hicieron creer a lo largo de la historia, que la felicidad era el único objetivo por el cual vivir. Pero nadie nos enseño que la felicidad es consecuencia de la paz.

Obtener la felicidad es a consecuencia de otras cosas… En este blog se hace mucho hincapié en estos temas. Hablar sobre la felicidad, es sin dudas, un tema tan amplio. Cada persona tiene distintos conceptos de ella, algunos acertados y otros no tanto. Se interpreta de tantas formas diferentes, que es prácticamente imposible no dedicarle varios escritos. Sin olvidarnos que es lo que mas desea conocer la gente. No importa como obtenerla, si bien o mal pero todos anhelamos tener una verdadera plenitud en esta vida.

La gran mayoría mientras busca la felicidad, se queda a mitad de camino, todos en algún momento lo hemos intentado. Aunque la búsqueda en algunos haya mermado, el deseo de obtenerla sigue intacto.

Camiseta de Mujer «La Luz Iluminando al Mundo» Los diseños de MNK by Monika La Linda son originales,  nos especializamos en la exclusividad de nuestros productos.

Camiseta de Mujer «La Luz Iluminando al Mundo»

Los diseños de MNK by Monika La Linda son originales,  nos especializamos en la exclusividad de nuestros productos.

La bastante ignorada paz.

¿Alguna vez pensó en la paz? ¡Si en la paz! No esa de irse a vivir a las montañas lejos de todo, eso es tranquilidad… hablo de “eso” imposible de explicar con palabras. Seria algo así como una relajación interna, como que ponemos en modo “apagado” al estrés y activamos el modo “disfrute” en medio de todos los problemas, aunque sea por un rato.

Llegar a tener un encuentro personal con la paz, es el logro mas grande de una persona. Es un equilibrio entre el amor propio y el caos del mundo actual. Al escapar de nuestro control ese caos, es fundamental que busquemos como obtener la paz para poder estar saludables. Esto se entiende cuando dejamos de luchar contra ese caos para aprender a vivir en medio de él. Dice la biblia:

Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela. Salmos 34:14

En el versículo nos dice que la busquemos y que la sigamos pero ¿Donde la buscamos? y ¿Como la seguimos? En otro versículo dice:

Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo. Filipenses 4:7

Aunque no seamos creyentes, aunque nos moleste leer esto ya que nos resulta una fabula ¿Sera que efectivamente la paz esta en seguir las instrucciones de ese libro llamado Biblia?

el abrazo del padre. Danilo montero
El abrazo del padre €9.90

Muchos grandes empresarios no creyentes han realizado sus fortunas basándose en las enseñanzas de la Biblia. Un ateo de verdad siempre esta abierto a aprender sin importar la fuente. Estas personas no tienen estructuras mentales que le impidan sacar provecho de algo, que probablemente sera muy beneficioso para ellos.

Nadie nos dice con tanta certeza que si hacemos “tal cosa” lograremos encontrar la paz y como consecuencia la felicidad, salvo la Biblia. ¿Esto no le llama la atención?

Laboratorios en busca de sentido.

Cuantas cosas hemos probado las personas para dar con la receta de la felicidad y al poco o largo tiempo nos hemos sentidos decepcionados y frustrados. Volvemos a optar por otro camino, por otras personas y al tiempo pasa algo similar. Algunos otros han probado haciendo, por ejemplo, obras benéficas, esto esta muy bien, pero ¿que ocurre después? Normalmente vuelve ese vacío y ese caos interno que no logra darnos lo que en realidad estamos buscando.

Lo mencionado en el párrafo anterior son creaciones nuestras, afirmadas por nosotros mismos. No han dado resultado nunca, pero lo seguimos intentado una y otra vez. El mundo material nos da lo que puede, hay otras que jamas podrá brindarnos porque no le pertenece a él, así nosotros insistamos.

Sesenta dias con Jesús
Sesenta dias con Jesús €8.90

Es bueno empezar a obtener nuevos hábitos, principalmente de “atención especial” a ciertas cosas, como al mundo intangible. Nuestra vida hasta ahora vivida, nuestras decisiones antiguas, los resultados de estas y todo lo que se le viene a la cabeza y empiece a atar cabos.

No dedicamos tiempo siquiera a ver el movimiento de las piezas que conducen nuestra propia vida. Quien mueve esos los hilos ¿Tendrá también el control sobre la paz y la felicidad?

Ya me dirá usted si valió la pena o no.

La paz se obtiene a consecuencias de las decisiones que tomamos y la absoluta responsabilidad sobre las consecuencias de estas. Lo diré hasta el hartazgo, insistiré con ello hasta que usted lo haga. Yo lo hice, hasta en contra de mi voluntad, dije “SI” cuando quería decir “NO”, me quede callada cuando quería gritar por lo que yo consideraba injusto. Otras decisiones iban contra mi orgullo (que yo disfrazada de dignidad), el orgullo tan dañino por cierto.

Yo pensaba… tantos años decidiendo por mi y el resultado había sido una depresión. Pero me decían que la felicidad era consecuencia de la paz. Me decían muchas cosas que yo no lo entendia.

Refunfuñando opte por dar el brazo a torcer y accedí a “someterme” a la voluntad de ese otro, en este caso a lo que decía ese libro, la Biblia. Después de tragar decisiones amargas por un tiempo. De dejarme guiar por gente que entendía un poco mas de ese mundo de “locos”. Empece a ver poco a poco el resultado de ellas y me tuve que “callar la boca” (lo sé, es una redundancia). Gracias a ese proceso que me dolió como usted no se imagina, como se fricciona un diamante para sacarle brillo, así estaba yo y el resultado es lo que hoy escribo.

la cabaña, Donde la Tragedia Se Encuentra Con la Eternidad. 
William P. Young
La cabaña €11.90

Le invito a leer este articulo AQUI

Dios nos bendiga a todos.

Si tiene un testimonio por contar, encantadisima estare, si me lo cuenta.

Le invito a compartir este mensaje, seguramente alguien mas lo este necesitando.

Categorías
Sin categoría

Después de una separación.

img_1468-1

A comienzos del año 2012 tuve el “privilegio” de atravesar por lo que pasan cientos de personas cada día en el mundo, en su gran mayoría, los hombres. Pasar de tener una casa, familia, ahorros, sabanas, cepillo de dientes, a no tener absolutamente nada, un vacío material como en el alma…

En la imagen se ve a un hombre con su casa complemente vacía, doy por hecho que su ser interior se encontraba igual… Lamentablemente otros tantos no tienen la dicha de tener una vivienda, quedando así completamente en la calle.

Sobre estos temas siempre hablo a nivel general, ya que cada historia es única. Yo hablare desde mi propia experiencia y de lo que he aprendido, observado y razonado ya no solo como mujer, sino como ser humano.

Como mencione antes, la gran mayoría de estos casos, son los hombres quienes deben abandonar su vida y empezar de cero, a veces por errores de ellos mismos otras veces porque alguien mas, así lo decidió. En mi caso, decidieron por mi.

Recuerdo en el mes de febrero del año 2012, me toco vivir un mes entero en la casa de un familiar, esas personas que prepara Dios en tu vida para ayudarte a transitar el momento que solo Él sabe, vendrá… En ese entonces por supuesto que no tuve en cuenta ese detalle ya que mi situación había bloqueado mi cerebro de la realidad que estaba viviendo. Mientras transcurría ese mes conseguí un departamento, igual de vació como muestra la imagen… En el primer momento que estuve sola en ese lugar, tome un poco de conciencia de lo que estaba pasando, observaba que literalmente, ya no tenia nada, solo mi vida y la de mis hijos, el resto había desaparecido…

Siempre pienso que la otra parte de cada historia (la mas favorecida) también ha sufrido por tal situación, no puedo imaginar que sean seres insensibles, tal vez no llegan a estar tan afectados, como nos toca a los que nos llevamos la peor parte. Supongo que la vida de ellos vuelve a su normalidad mas rápido que la nuestra. En mi caso particular, tengo que reconocer que en ese entonces envidiaba el lugar que le había tocado a él en esta historia, no la estaba pasando tan mal como yo.

Un familiar me regaló 4 tenedores, 4 vasos cuando ya no nos quedaba saldo en la tarjeta para comprar mas cosas, ya que hubo que comprar mesas, sillas, heladera, cama, la compra del super… no teníamos nada… Recuperar mi vida fue un proceso muy lento, demasiado lento. Mi cabeza no podía ir a la velocidad del reloj, sentía que me habían pasado por encima y no podía ponerme de pie, mientras el mundo seguía su ritmo habitual.

Repito, no se como sera en otros casos, ya que cada persona digiere cada situación de diferente manera. Yo desde el momento que me di cuenta que estaba, literalmente en la calle con mis hijos, pasaron muchas cosas en mi, hoy solo recuerdo que baje 7 kilos en ese mes, lloraba y no paraba de fumar, también perdí mi trabajo. Todo se había acabado para mi, ya no había nada que hacer, imagínense mis pensamientos en ese entonces… Yo me preguntaba ¿Y ahora que hago? ¿Como se sigue después de esto? miraba al cielo por si existía un Dios, que por supuesto, se había olvidado por completo de mi y le dije “si realmente me amas, como dicen, haz algo conmigo”. Solo me vino el deseo de ir a la iglesia, a sentarme solo a llorar, como para cambiar de lugar de llanto pero ya era tarde, tenia que esperar al día siguiente. A la mañana deje a mis hijos en el colegio y me fui a la iglesia y ahí empezó mi lento proceso de restauración… los que hace tiempo me leen ya conocen un poco como sigue la historia.

Pero ¿que aprendí de esto una vez que empece a sanar mi alma? Una de las primeras veces que estuve en mi casa nueva vacía, pensé en todos esos hombres que pasaron, pasan y pasaran por esto, en lo olvidados que están, en lo normalizado su rol, al punto de que nadie piensa en el dolor que esta gente también padece, la parte emocional masculina después de una separación es algo que prácticamente no es irrelevante para nadie. Donde en algunos casos llegan al suicidio y la familia ya no puede hacer nada. La gente siempre da por hecho que los hombres son mas duros, mas fuertes, a veces pensamos que no tienen sentimientos porque no les cae ni una lagrima, que superan rápido todo y se arreglan la vida con mucha facilidad por no tener ellos a los niños. Y no nos damos cuenta que esas personas quedaron completamente solas, yo al menos tenia a mis hijos. Puedo decir que sentí ese dolor como nadie. Viví en carne propia la frialdad de una separación involuntaria y repentina, me toco estar del lado de los que pierden.

Al margen que como ciudadano fui a la justicia donde jamas los derechos de mis hijos como los míos fueron tenidos en cuenta, donde una y otra vez comprobé la ineficacia, la falta de respeto y el abandono de la justicia argentina hacia una persona y hacia los menores de edad, profundizaba animicamente mi estado. Y no digo esto porque la justicia sea machista como nos quieren hacer creer, recuerden que yo estaba en el lugar que la gran mayoría son hombres, que quieren ver a sus hijos y pasan años para tener un juicio que, si tienen suerte, será justo, donde el tiempo de distanciamiento entre los niños y el otro progenitor fue perdido, y muchas veces los adultos ya no saben como recuperarlo y así continua la cadena de heridas generación tras generación. Pero de eso hablare en otro momento.

He sido tan privilegiada en la vida que me ha tocado atravesar situaciones poco habituales, algunas por malas decisiones e ignorancia del pasado, otras que no fueron personales pero aprendí a la primera siendo espectadora y otras de las cuales no busque pero me tenían que pasar y las tuve que enfrentar. Gracias a estas pruebas difíciles, mi carácter tuvo que ser modificado, mi perspectiva sobre la vida fue cambiando, aprendí que duele mas una deslealtad que una infidelidad.

Conocí el sufrimiento que siente el sexo opuesto ante ciertas situaciones, viví en carne propia su dolor. Entendí que también existe la falta de humanidad en una persona que alguna vez dijo amarnos. Aprendí que hay hombres que la falta de hombría los convierte como mujeres despechadas y vengativas, también aprendí que las mujeres pueden llevar un hogar solas, levantarse después de haber tocado fondo cuando creían que todo se había acabado.

Siempre habrá situaciones donde estaremos entre la espada y la pared, muchas veces las cosas no saldrán como esperamos. Indefectiblemente van a ocurrir pero depende de nosotros que tan humanos o inhumanos lleguemos a ser con el otro.

Muchas personas se van a separar por distintos motivos. Si esta en sus planes hacerlo mientras lee esto, yo le pido que sea justo, yo le pido que sea humano, no podemos perder la humanidad aunque todo se haya acabado en una relación, nos estamos matando… Entienda bien esto, aunque usted tenga razón para echar al otro de la casa, hágalo, pero hágalo bien, recuerde que nos separamos de personas no de cosas, que pase lo que pase debemos hacer todo lo menos traumatico posible, sobre todo si hay hijos.

Hacer las cosas bien hará que usted tenga paz, tal vez no al principio, pero si a mediano y largo plazo. Líbrese de toda carga futura haciendo las cosas de manera correcta, no tome venganza, no lastime, no se vuelva un ser insensible, no pague con la misma moneda. Le puedo asegurar que merece la pena hacer las cosas bien. Usted vera la luz mas rápido, podrá empezar de cero sin cargas innecesarias. La vida recompensa a quien actúa bien y se encarga de quienes no. La bendita ley de la siembra y la cosecha.

Cuanto agradezco a Dios por mi vida vivida. Puedo hablar con autoridad de casi todos los temas que hoy se tocan en la sociedad. Agradezco no haber pasado por algunos casos irreversibles, pero que observé de cerca y me sirvieron para entender un poco mas de que se trataba la vida y que nuestra carrera no era contra quienes nos lastiman, sino contra tiempo.

Hoy me encuentro en otro país, llena de proyectos, llena de sueños, dando gracias a Dios por lo vivido, riéndome del pasado cuando yo creía había perdido, hoy sinceramente puedo decir que gane como nunca imagine. Recuerdo de donde me saco el Señor, donde y como estoy hoy. Agradeciendo inmensamente a quien, consciente o inconscientemente en ese entonces me dio una lección de vida, que la lealtad debe ser a prueba de bala y sino que se vaya… él, sin saberlo me bendijo.

Pase lo que pase, no nos olvidemos que ante todo, somos humanos. Si priorizamos el desprecio hacia quienes nuestros hijos mas aman, estamos todos, hijos como padres, condenados a muerte.

Gálatas 6:9 “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”.

Que Dios nos bendiga.

Sigueme en mis redes sociales –> Instagram – Facebook. –  Twitter –  Tumblr –  Pinterest

Categorías
Aprender a vivir Bienestar depresión suicidio Educacion Emociones Inteligencia Emocional Liberarse Motivación y crecimiento personal Parejas Recuperar mi autoestima Relaciones Sin categoría

Después de una separación. ¿Que sigue después?

Empezando de nuevo. Así se ve una separación.

Divorcio abandono separación matrimonial
Si usted ha tenido que atravesar por una separación, nada hará que el otro progenitor deje de ser el padre/madre de sus hijos. A esto entiendalo.

Después de una separación. ¿Que sigue después? A comienzos del año 2012 me toco vivir, lo que pasan cientos de personas cada día en el mundo, muchos de ellas, son hombres. Pasar de tener una casa, familia, ahorros, sabanas, cepillo de dientes, a no tener, absolutamente nada, un vacío material como en el alma…

En la imagen se ve a un hombre con su casa complemente vacía después de su separación, doy por hecho que su ser interior se encontraba igual… Lamentablemente otros tantos no tienen la dicha de tener una vivienda, quedando así completamente en la calle.

Sobre estos temas siempre hablo a nivel general, ya que cada historia es única. Yo contare mi propia experiencia y de lo que he aprendido después de mi separación, observando y razonando todo, ya no solo como mujer, sino como ser humano.

Como mencione antes, la gran mayoría de estos casos, son los hombres quienes deben abandonar su vida y empezar de cero. A veces por errores de ellos mismos otras veces porque alguien mas, así lo decidió. En mi caso, decidieron por mi.

Un poco de mi experiencia.

En el mes de febrero del año 2012, viví un mes entero en la casa de un familiar. Esas personas que prepara Dios en tu vida para ayudarte a transitar el momento que solo Él sabe que vendrá. En ese entonces por supuesto que no tuve en cuenta ese detalle. Mi situación había bloqueado mi cerebro de la realidad que estaba viviendo.

Mientras transcurría ese mes conseguí un departamento, igual de vació como muestra la imagen… En el primer momento que estuve sola en ese lugar, tome un poco de conciencia de lo que estaba pasando. Una forzada separación. Observaba que literalmente, ya no tenia nada, solo mi vida y la de mis hijos. El resto había desaparecido…

¿Que pasa con la otra parte?

Siempre pensé que la otra parte de cada historia (la mas favorecida) también debe de sufrir, no puedo imaginar que sean seres insensibles. Tal vez no llegan a estar tan afectados, como nos toca a los que nos llevamos la peor parte. Supongo que la vida de ellos vuelve a su normalidad mas rápido que la nuestra. En mi caso particular, tengo que reconocer, que en ese entonces, envidiaba el lugar que le había tocado a él en nuestra separación, no la estaba pasando tan mal como yo.

Un familiar me regaló 4 tenedores, 4 vasos cuando ya no nos quedaba saldo en la tarjeta para comprar mas cosas, ya que hubo que comprar mesas, sillas, heladera, cama, la compra del super… no teníamos nada…

Recuperar mi vida fue un proceso muy lento, demasiado lento. Mi cabeza no podía ir a la velocidad del reloj. Sentía que me habían pasado por encima y no podía ponerme de pie, mientras el mundo seguía su ritmo habitual.

Ese tal Dios se había olvidado de mi.

Repito esto, no se como sera en otros casos, ya que cada persona digiere cada situación de diferente manera. Yo desde el momento que me di cuenta que estaba, literalmente en la calle con mis hijos, pasaron muchas cosas en mi, hoy solo recuerdo que baje 7 kilos en ese mes, lloraba y no paraba de fumar, también perdí mi trabajo.

Todo se había acabado para mi, ya no había nada que hacer, imagínense mis pensamientos en ese entonces… Yo me preguntaba ¿Y ahora que hago? ¿Como se sigue después de esto? miraba al cielo por si existía un Dios, que por supuesto, se había olvidado por completo que yo existía. Le dije “si realmente me amas, como dicen, haz algo conmigo”. Solo me vino el deseo de ir a la iglesia, a sentarme solo a llorar, como para cambiar de lugar de llanto pero ya era tarde, tenia que esperar al día siguiente.

A la mañana deje a mis hijos en el colegio y me fui a la iglesia y ahí empezó mi lento proceso de restauración… los que hace tiempo me leen ya conocen un poco como sigue esta historia.

Aprender la lección, la única que nos obliga a cambiar para ser mejor.

Pero ¿que aprendí de mi brusca separación una vez que empece a sanar mi alma? Una de las primeras veces que estuve en mi casa nueva vacía, pensé en todos esos hombres que pasaron, pasan y pasaran por esto, en lo olvidados que están, en lo normalizado que esta su rol, al punto de que nadie piensa en el dolor que esta gente también padece, la parte emocional masculina después de una separación es algo que prácticamente no es irrelevante para nadie.

En algunos casos estas personas llegan al suicidio y hacer algo por ellos ya es muy tarde. La gente siempre da por hecho que los hombres son mas duros, mas fuertes, a veces pensamos que no tienen sentimientos porque no se les cae ni una lagrima. Que superan rápido todo y se arreglan la vida con mucha facilidad por no tener ellos a los niños. Y no nos damos cuenta que esas personas quedaron completamente solas, yo al menos tenia a mis hijos.

Puedo decir que sentí el dolor pesado con el que ellos también cargan. Viví en carne propia la frialdad de una separación involuntaria y repentina, me toco estar del lado de los que pierden.

La parte judicial.

Al margen que como ciudadano común fui a la justicia, donde jamas los derechos de mis hijos como los míos fueron tenidos en cuenta. Donde una y otra vez comprobé la ineficacia, la falta de respeto y el abandono moral de la justicia argentina. Esto profundizaba animicamente mi estado de desolación.

No es cierto que la justicia sea machista como nos quieren hacer creer, recuerden que yo estaba en el lugar que la gran mayoría son hombres. Personas quieren ver a sus hijos y pasan años para tener un juicio que, si tienen suerte, será justo. Donde el tiempo de distanciamiento después de la separación entre los niños y el otro progenitor fue perdido. Muchas veces los adultos ya no saben como recuperarlo y así continua la cadena de heridas de generación tras generación. Pero de eso hablare en otro momento.

El sufrimiento nos mejora.

He sido tan privilegiada en la vida que me ha tocado atravesar situaciones poco habituales. Algunas por malas decisiones e ignorancia del pasado, otras que no fueron personales pero aprendí a la primera. Siendo espectadora y otras de las cuales, no busque pero me tenían que pasar y las tuve que enfrentar. Gracias a estas pruebas difíciles, mi carácter tuvo que ser modificado. Mi perspectiva sobre la vida fue cambiando, aprendí que duele mas una deslealtad que una infidelidad.

Conocí el sufrimiento que siente el sexo opuesto ante ciertas situaciones, viví en carne propia su dolor. Entendí que también existe la falta de humanidad en personas que así mismas, no se consideran malas. Aprendí que hay hombres que la falta de valores inculcados y de hombría los convierte en mujeres despechadas y vengativas. También aprendí que si no perdonaba no iba a poder sanar.

¿No hagas lo que no te gusta que te hagan?

Después de la tormenta, llega la calma… Aunque siempre habrán situaciones donde estaremos entre la espada y la pared, muchas veces las cosas no saldrán como esperamos. Indefectiblemente, van a ocurrir pero depende de nosotros que tan humanos o inhumanos lleguemos a ser con el otro.

Muchas personas se van a separar por distintos motivos. Si esta en sus planes hacerlo mientras lee esto… con toda honestidad, tome aire y piense bien como lo hará, sea justo. Usted primero que nada es padre/madre antes que “ex”. No podemos perder la humanidad aunque todo se haya acabado en una relación, nos estamos matando… Entienda bien esto, aunque usted tenga razón para echar al otro de la casa, hágalo, pero hágalo bien. Recuerde que nos separamos de personas no de cosas, que pase lo que pase debemos hacer todo lo menos traumatico posible, sobre todo si hay hijos.

Hacer las cosas bien cuando se aproxima una inminente separación, hará que usted tenga paz. No al principio, pero si a mediano y largo plazo. Líbrese de toda futura carga, actué de manera correcta. La venganza nunca paga bien. Usted no se vuelva un ser miserable, no pague con la misma moneda.

Le puedo asegurar que merece la pena hacer las cosas bien. Usted vera la luz mas rápido, podrá empezar de cero sin cargas innecesarias. La vida recompensa a quien actúa bien y se encarga de quienes no. La bendita ley de la siembra y la cosecha.

¿Viviría nuevamente esa experiencia?

Si, hoy digo que si. Cuanto agradezco a Dios por mi vida vivida. Puedo hablar con autoridad de casi todos los temas que hoy se tocan en la sociedad. Agradezco no haber pasado por algunos casos irreversibles, como lo es la muerte de seres queridos. Si observé uno muy de cerca que me sirvió para entender la fragilidad la vida. Nuestra carrera no era contra quienes nos lastiman, sino contra tiempo.

Hoy me encuentro en otro país, llena de proyectos, llena de sueños, dando gracias a Dios por lo vivido, riéndome del pasado. Yo creía que tras mi separación había perdido, hoy sinceramente puedo decir que gane como nunca imagine.

Recuerdo de donde me saco el Señor, donde y como estoy hoy. Agradeciendo inmensamente a quien, consciente o inconscientemente en ese entonces me dio una lección de vida. Cimenté que la lealtad debe ser a prueba de bala y sino, mejor que se vaya… él, sin saberlo me bendijo.

Pase lo que pase, no nos olvidemos que ante todo, somos humanos. Si priorizamos el desprecio hacia quienes nuestros hijos mas aman, estamos todos, hijos como padres, condenados a muerte.

Gálatas 6:9 “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”.

Que Dios nos bendiga.

Le invito a continuar leyendo UN BUEN NEGOCIO

PUBLICIDAD

sujetador deportivo
Sujetador deportivo
Categorías
Sin categoría

¿Y si dejamos de ir tras la felicidad y vamos en busca de la paz?

img_9154

¿Quien nos hizo creer a lo largo de la historia, que la felicidad era el único objetivo por el cual vivir?

Felicidad es consecuencia de otras cosas… no de estar todo el tiempo contento, sonriente, sin problemas, como si la vida no fuera real, como si estar en ese estado fuera algo normal, como si algún ser humano alguna vez la haya podido alcanzar… ¡que locura es esa!. La realidad sobre la felicidad era y sera, lograr llegar a un verdadero estado de paz. ¡Si de paz! y no hablo de budismo, de silencio, de soledad… hablo de descansar, pero descansar de verdad, la mente de la ansiedad, el corazón del dolor y de darle un respiro a nuestro tan castigado cerebro para permitirle ser resolutivo, algo muy muy difícil de experimentar sino se detiene un rato a pensar.

Llegar a estar en una verdadera paz, es el logro mas grande de una persona, donde el dinero, el físico e inclusive la salud pasan a un segundo plano. Es algo que no se puede comprar y nada tiene que ver con estar tranquilo. Estar en paz es saber que usted a pesar de todas las fallas y errores logro estar sin deuda con los demás, materiales como espirituales… ya sea porque pago todo lo que debía, ya sea porque se arrepintió de los daños y heridas que causo en el pasado, pidió perdón y aprendió la lección y una de las mas difíciles, cuando usted perdonó… no de palabra, sino cuando usted soltó, cuando hizo una tregua con el dolor.

Nos estamos quedando sin tiempo, ¿no cree que ya es hora de cambiar, de revertir lo que se pueda revertir y soltar lo que ya no podemos remediar?

No hay obra benéfica en el mundo que la pueda dar, no hay ni una sola forma exitosa, de fingir que la hemos llegado a encontrar… esto tan preciado, se logra experimentar en medio del caos, en medio del duelo, en medio del fracaso económico, es ahí cuando atravesamos la prueba de fuego, cuando a pesar de… usted logro suspirar.

Cuando no prestamos una real atención a nuestros estados de animo, a los distintos momentos que pasamos, no los ponemos en una balanza para comparar el antes y el ahora, cuando cometemos el grave error de no atar cabos, cuando no vimos el mover de las piezas, de los hilos para que hoy lleguemos a estar donde hoy estamos, para bien o para mal… si no dedicamos tiempo a eso, le estamos errando al blanco y no se olvide que nos estamos quedando sin tiempo.

Que trágico es cuando nos olvidamos tan fácilmente de los momentos duros, esos que son nuestros mejores maestros y no aprendimos la lección, solo así estamos condenados a repetirlas, la vida siempre se sale con la suya.

La felicidad no es un estado de ánimo, no es ausencia de problemas, no es un momento, no es alegría, ni mucho menos estar tranquilo, la felicidad es una decisión que se toma todos los días de su vida y al principio, muchas veces al día. Aun nos queda esa bendita esperanza que algo podemos hacer. Tenemos que acostumbrarnos a dar gracias a Dios por el despertar, hay gente que nos ama… Solo la muerte física es irreversible aunque hasta en ella hay un gran mensaje, aun estamos a tiempo de poder cambiar.

Quien meditó sobre su vida, reconoció lo bueno y lo malo del cual esta hecho, aprendió a enojarse menos y amar más, aprendió a perdonar para poder ser libre. Aprendió que estamos de paso por aquí. Quien eligió ir tras la felicidad y no tras la paz, se confundió… tenemos una carrera a contra reloj y que nuestra única obligación en la vida es ganarle.

Salmos 34:14: “Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela”.

Dios nos bendiga a todos.

Si tiene un testimonio por contar, encantadisima estare, si me lo cuenta. Orare por usted.

Le invito a compartir este mensaje, seguramente alguien mas lo este necesitando.

Sigueme en mis redes sociales –> Instagram – Facebook. –  Twitter –  Tumblr –  Pinterest

Categorías
Sin categoría

SIN SALUD Y SIN VIDA. (Lea la reflexión completa)

En más de una oportunidad he escuchado a personas decir “A mi Dios no me da nada, si yo no trabajo, no como” entre otros comentarios similares. Y me trae a recuerdo hace algunos años atrás cuando yo también pensaba exactamente igual, y es por esto que puedo “comprender” hoy en dia ese razonamiento y es por eso también, que quiero hacer una reflexión al respecto. En ese entonces, nadie me dio este punto de vista, y tampoco sé, si me lo hubieran dicho, si lo hubiese comprendido como debería por mi ignorancia sobre este tema pero de todos modos mi anhelo es compartirlo con vosotros por si puede servirle a alguien. No pretendo cambiar la forma de pensar de nadie, solo dar mi opinión desde otra perspectiva sobre lo referido en la imagen.

Todo marcha normal, la rutina diaria normal, todo es habitual… hasta que llega un día, sin nosotros saberlo, es diferente… Ese es hoy, donde nos confirman sobre esa enfermedad que sospechábamos y que requerirá, después del shock de la noticia, un cambio estructural de la rutina, porque si no hago “tal” cosa, corro riesgo de empeorar… Es en ese momento donde nos damos cuenta que acabamos de perder eso que jamás le habíamos dado la importancia que realmente merecía, la salud. Y para poder seguir teniendo una buena calidad de vida estamos obligados a cumplir una serie de requisitos sin olvidarnos las tareas diarias de siempre, limpiar la casa, llevar los niños al cole, hacer la comida, trabajar, pagar cuentas, etc etc alguien lo tiene que seguir haciendo. Peor aún es cuando ya no solo es una enfermedad, donde aún nos da esperanzas de poder hacer algo, sino nuestra partida o la de un ser querido, por un accidente de coche, por un paro cardíaco, yo que se… por el motivo repentino que usted se imagine. Es en ese momento donde solo por segundos se paraliza el tiempo para quien recibe la noticia, y es ahí donde todo, literalmente, se termina para quien le llegó la hora.

Somos independientes, autosuficientes y hasta casi poderosos cuando todo marcha normal, cuando todos estamos sanos y cuando estamos todos los integrantes de la familia completa. No necesitamos de nadie porque todo marcha bien, tenemos aire para respirar (que vaya uno a saber quien nos los dio), un plato de comida cada dia (por mi), un techo donde vivir (por mi), un trabajo donde tenemos la tranquilidad de que cada principios de mes, tenemos nuestro salario en el banco (por mi). ¿Pero cuando viene la interrupción inesperada? ¿Quien fue que logró de manera repentina interrumpir una rutina normal si todo es por mi? -A las respuestas se las dejo para que se las responda usted mismo, solo tiene que pensar quién está detrás de toda comodidad (rutina normal) y luego quién está detrás de toda interrupción.

Crea en Dios o no, alguien tiene el control de todo lo que usted no puede controlar. Mientras tanto, le dejo lo que dice en la Biblia en 1 Samuel 2:6 “El Señor quita la vida y la da (…)” y en Éxodo 23:25 “(…) Yo apartaré de ustedes toda enfermedad.” 

Empiece a pensar que nadie está exento de cualquier interrupción, que nadie conoce los planes de Dios a futuro, sean de su agrado o no. Empiece a pensar que si todo marcha normal, es que aun tiene la posibilidad de disfrutar y distribuir su tiempo como mejor le parezca. Empiece a valorar lo que hoy no se le da valor, como lo es la salud y la vida, que sin una, podemos vivir aunque limitados pero sin la otra, es cuando todo se acaba.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

 

Soy Monika, mi Instagram personal Aqui:

 

 

Categorías
Sin categoría

Mi dignidad y mi grandeza volvieron a mí.

Como he hablado justamente en el escrito anterior, Cuando lo malo, en realidad no era tan malo, sobre un tema donde la gran mayoría de las personas tenemos conceptos erróneos respecto a ello, y vamos a insistir para lograr revertirlo. Lo malo, no era tan malo, como no toda victoria es digna, y si muchas derrotas traen consigo dignidad.

Que nosotros llamemos derrotas a los “no” de Dios en la vida, es solo una mala perspectiva. Cuando anhelamos algo, cuando luchamos por algo y al final no lo conseguimos o si lo teníamos lo perdemos, no quiere decir que en realidad sea una derrota, no tiene porque serlo, ya que los NO también son respuesta. Algunos ejemplos mas comunes es como algunas -mujeres pelean entre ellas para tener a un hombre que le da lo mismo estar con o sin ellas, que no sabe lo quiere y ellas insisten años y años cuando lo mas sabio era darse por vencidas en esa inútil competición, cuando las personas que se meten en política y no tienen los valores firmes, vocación de servicio para que cuando tengan un poco de poder no se corrompen, cuando una persona tiene un buen nombre, reconocida y respetada, gana en algún deporte haciendo trampas dejando su honor, esfuerzo y reputación por el suelo, cuando los padres separados se matan en juicios por quitarse los bienes materiales el uno contra el otro en una guerra que parece no tener fin y se olvidaron que estaban siendo el ejemplo a seguir de niños y por años estos dos adultos, solo mostraron la peor versión de cada uno-.

Díganse a si mismos, ¿De que vale ganar así? ¿Cuanto durara esa victoria? ¿Para que le sirvió ganar si el precio a pagar era su honor, su credibilidad y peor aun, cuando eran los hijos?

Aunque hay una esperanza en Cristo para quienes reconocen su error, se arrepienten y deciden cambiar y empezar de nuevo. En la biblia en Daniel 4.36 dice: “(…) mi dignidad y mi grandeza volvieron a mí, (…) y fui restituido en mi reino, y mayor grandeza me fue añadida.“El galardón es grande para quienes reconocen que no sirve de nada “ganar” cuando lo que estamos haciendo es perder lo que sin valor económico se consigue durante años.

El Señor también dice en Su palabra: “muéstrate en todo como ejemplo de buenas obras, con pureza de doctrina, con dignidad.” Tito 2.7 -no esta diciendo en esto si muéstrate y en esto otro no, dice en TODO, sin importar el resultado, dando igual si ganamos o perdemos, dijo -muéstrate en todo como ejemplo de buenas obras, con pureza de doctrina, con dignidad- Lo repito para que no haya dudas. La dignidad, la verdad y lo justo debe estar por encima de todo resultado “exitoso” de la vida.

Nadie decente honra a los indignos, a los corruptos, a los desleales, una persona que no cuida de su propia dignidad, no es capaz de cuidar nada. Esto habla mas de ella que todo buen discurso de horas.

En Proverbios 5:3-4 “Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, Y su paladar es más blando que el aceite; Mas su fin es amargo como el ajenjo, Agudo como espada de dos filos“. La “mujer extraña”, en este caso, es la victoria deshonesta, mal ganada, las que no sirven para nada y que su fin es amargo.

Mas vale una derrota digna que una amarga victoria.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

Categorías
Sin categoría

Falsos amores, falsas amistades. (Lea la reflexión completa)

Está frase es comúnmente utilizada para las relaciones de parejas, pero yo esta vez, también quiero usarla para las otras relaciones, en este caso me refiero a las amistades.

En un versículo muy claro de la Biblia dice: “No se dejen engañar, las malas compañías corrompen las buenas costumbres” 1 Corintios 15:33

Una de las cosas que más me fascina de la Biblia es su claridad, su exactitud y esa manera tan impecable de escribirlo, como dicen en mi país “sin anestesia”, sin rodeos, sin sutileza. Claro, para que no haya ningún margen de error en nuestro pensamiento.

Normalmente nosotros somos especialistas en buscar “peros” y justificaciones cuando leemos un texto en la Biblia (que jamás se equivoca) cuando no nos gusta algo, no queremos ver el error y por ende, no queremos cambiar.

Los escritos que vemos en ella no son obligatorios para nadie, no se confunda, usted como yo tenemos la absoluta libertad de decidir gracias a Dios. Lo que ella nos enseña es la prevención, ser prevenidos de algo o de alguien.

Este versículo expresa que si usted tiene buenas costumbres, buenos pensamientos, valores inculcados e integridad pero que si se relaciona con gente que es totalmente opuesta a usted, y además no tiene una verdadera convicción de lo que cree, de lo que le han enseñado en su hogar, pues le durarán muy poco, ya que terminará comportándose como quien le rodea.

La imagen dice claramente, que donde hubo “fuego” (llamémosle amor, amistad, compañerismo) cenizas quedan dice. Esto quieres decir que si usted se relaciona con personas que no bendicen su vida, le dejarán “cenizas”. De más está aclarar que no serán las mejores, yo le cambiaría el “cenizas” por “basura”, perdón si suena fuerte pero para estos temas, hay que tener los pies bien puestos sobre la tierra. Si usted continúa relacionándose con gente que le jala para abajo, ¿Porque sigue con ellos? No solo que no está aportando nada bueno a su vida sino que encima le corrompe sus buenas costumbres.

Empecemos a barrer bien, decidida y definitivamente si ya se ha liberado de sus malas compañías, no se deje engañar más, no se deje arruinar. Saque de su teléfono, de su casa, de su vida lo que no bendiga.

No hablo de menospreciar a los demás, hablo de amarse uno mismo un poco más, de saber elegir lo que le conviene de lo que le gusta. Le hablo de orden de prioridades. Le hablo de usted.

Ser Mejor.

Dios le bendiga