LA LIBERTAD DE HABLAR CON LA VERDAD. (Lea la reflexión completa)

En un mundo donde la verdad ha pasado a ser aparentemente «poco rentable» a corto plazo pero si muy perjudicial a largo… Donde las decisiones que hoy tomamos no son tenidas en cuenta las consecuencias a futuro. Donde el cerebro del ser humano, que es vago, no quiere que razonemos, le basta solo con que vivamos. Y tomar una decisión requiere de un trabajo que nadie hacer. Es por esto que ser buena persona, hacer lo correcto es un trabajo muy duro, donde son pocos los que eligen serlo a pesar de remar solos contra una sociedad corrompida.

Optamos en esta vida por decidir de forma automática, sin importar lo que hipotecamos y es ahí donde viene la falla permanentemente en la vida de las personas y lo peor de todo es que no hacemos nada para revertirlo, ya que nos resulta mas cómodo que «alguien», en este caso nuestro propio cerebro, lo haga por nosotros, pasando por alto el razonamiento, los valores, la responsabilidad, etc etc pero es ahí donde nos pasamos la vida entera sin avanzar, sin soltar la carga que tanto anhelamos quitarnos de encima, una y otra vez, volvemos a fallar cuando ser leales, ser íntegros no es nuestra ideología de vida.

El versículo de la Biblia que esta en la imagen, es totalmente liberador, en todos los aspectos de la vida. Aunque algunos no entenderán otros muchos se preguntaran ¿Quien tiene la verdad absoluta?, pues, para mi es la que esta en la Biblia.

«Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; (…)» Juan 14:6 

Si, este versículo me basta para saber donde esta y que es la verdad, no necesito nada mas. Al ser lectora de la Biblia, he aprendido que la verdad liberta, que aliviana nuestro caminar diario. Que si estamos «entre la espada y la pared» en la situación que sea, la verdad, aunque en ese momento no nos resulte rentable, a largo plazo, indefectiblemente, lo sera.

No se trata de las perdidas materiales, lazos familiares, de amistad etc, no se trata de situaciones, se trata de sabiduría, es decir, -Elijo decir la verdad aunque puede «perjudicar» (descubrir) a personas que quiero, pero me quito futuras culpas por no haber hecho lo correcto. Las relaciones se recuperan, lo material también, el tiempo no…

Entienda esto, jamas en la vida se va a arrepentir por hablar la verdad, esa verdad que le dará luz a otros, esa que puede cambiar la vida de otra persona, esa verdad que a veces solo depende de que usted la diga, no hablo de comentarios, que pueden ser reales pero que no es necesarios decirlo porque no bendicen la vida de nadie, no cambian para bien nada ni a nadie. Hablo de la verdad que marca un antes y un después en la vida de alguien, que hay verdades que duelen, pero es un dolor sano y necesario.

La verdad es sinónimo de justicia, nadie puede ser justo mientras calla lo que debe decir. Nadie puede ser libre de algo o de alguien mientras ignora una verdad que físicamente tal vez le encarcela pero que libera el alma.

La justicia, la verdad y el amor van de la mano. Ya que la luz y la oscuridad no son compatibles. Por mas oscuro que este un lugar, si enciende un fósforo ya hay luz que le permite ver, en lo espiritual es igual, donde hay mas luz, hay mas vision. Es por esto que Jesús nos llamo a ser luz en la tierra. «Ustedes son la luz del mundo» Mateo 5.14

El amor por uno mismo nos hace ser «egoístas sabios», priorizamos nuestra sanidad espiritual, no llevar cargas innecesarias y aprendemos a sacrificarnos por el otro. Es decir, si yo digo una verdad donde se que «pierdo», pero libero a otra persona, eso es ganancia.

La injusticia genera una carga que no tiene peso tangible pero muy pesada de llevar.

La verdad es un acto de justicia, la verdad es una derecho que todos merecen.

El día que entendamos esto, seremos mas sabios, viviremos mejor y seremos mas felices.

Seamos personas justas, seamos correctos, cambiemos el mundo. Que nuestro paso por la tierra haya valido la pena.

Dios le bendiga.

*Información sobre el comportamiento del cerebro, extraída de conferencia del Doctor Neurólogo y Neuro-científico argentino Facundo Manes.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Soy Monika Ojeda, muchas gracias por leerme: Instagram personal haz click aqui:

 

Un comentario en “LA LIBERTAD DE HABLAR CON LA VERDAD. (Lea la reflexión completa)”

  1. Muy buen material de estudio. Me encanto . Edificante.,mucho. Ser mejores personas cada dia un piquito mas,
    da rédito al mundo!
    Muchas gracias!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.