EL AMOR NUNCA DEJARA DE SER, PERO EL QUE AMA, DISCIPLINA. (Lea la Reflexión completa)

El mal que tanto esta afectando la vida de la gente a nivel mundial, los tan perjudiciales: estrés y ansiedad.

Mientras mas comodidades y facilidades tenemos a nuestro alcance, menos tiempo para nuestro cuidado y descanso obtenemos, mas nos vamos descuidando y no solo físicamente, sino nuestro ser, lo realmente importante de la vida, uno mismo.

Esto ocurre por la sobre carga que nos auto imponemos por intentar cumplir y rendir a las demandas de la vida, como si el mundo se fuese a detener si no se cumplen tales cosas, y no me malinterprete, no hablo de irresponsabilidad por supuesto, pero si hoy usted dejase este mundo, la vida continuara exactamente igual, a excepción de unos pocos, su familia que son quienes normalmente están en una escala inferior en el orden de prioridades por debajo de los compromisos laborales. Pero por si no lo sabia, aunque usted no este, la vida seguirá igual.

Las personas solemos incorporar las cargas de otras personas, cargas extras a nuestra mente, a nuestro espíritu agobiado debido al estrés que nos envolvió sin darnos cuenta. Algunas veces queremos solucionar todo, lo hacemos con entusiasmo, ya que ayudar genera recompensas intangibles sumamente enriquecedoras, pero en la gran mayoría de los casos no suele ser con tanto entusiasmo por el simple hecho, de que los problemas no son bien recibidos.

Los seres humanos hoy somos mas longevos, entre otros cosas, por la sociedad, que paradojicamente, es ella misma que nos puede hacer mucho daño si no sabemos manejarla. Esto se debe a que una persona no puede vivir aislada física como psicologicamente ya que esto nos llevaría directamente a una depresión, nuestro cerebro si o si es social, las personas con un escaso vinculo de afectos tienden a fallecer aproximadamente unos 10 años antes que la media, si hubiese estado rodeado de familia, amigos etc. Lo bueno de esto es que gracias a Dios la gran mayoría de las personas tiene a alguien en quien confiar, una persona con la cual reírse, desahogarse, abrir su corazón, normalmente las personas siempre sabemos que alguien nos ama y nos acepta como somos, con nuestras miserias, errores y faltas y esto es vital para nuestra existencia. El inconveniente aparece cuando los problemas y dificultades temporales o permanentes de los demás pasan a ser nuestros, convirtiendo esto en una carga, algunas veces imposible de llevar. Que tengamos lazos familiares o afectivos con alguien no nos obliga a llevar su carga como propia, la compasión como el amor nos hace comprender el dolor ajeno y el acompañamiento e intento de solucionar lo que a nuestro ser querido le afecta, justamente para alivianar su carga.

-Un solo dato, el laboral ¿No le parece suficiente? Alertan del repunte de muertes derivadas del estrés laboral

 -El estrés y la ansiedad derivados de los ritmos y tiempos de trabajo cada vez se             encuentra detrás de más fallecidos en accidentes generados por ictus, infartos y     enfermedades cardiovasculares generadas por estas «patologías» evitables, en lo que va del 2019.

La mejor forma de ayudar al otro es justamente NO llevando su carga, sino ayudando a éste a buscar soluciones, sin importar la relación familiar que nos una. Todas las personas sanas psicologicamente tenemos la capacidad de ser resolutivos, seamos propulsores de la independencia emocional cuando ya sea el momento de hacerlo. Es admirable que como seres humanos tengamos empatia y altruismo, pero sin atravesar esa delgada la linea que es nuestra propia salud mental, para poder seguir ayudando. Una persona cargada con grandes problemas, deposita consciente o inconscientemente en usted ese peso, cuando usted lo acepta, de manera automática ya no es una persona con problemas, son dos. Debemos aprender a soltar cuando, humanamente ya no podemos hacer nada, cuando nuestros recursos se agotaron, la misma conciencia nos indica cuando ya no mas, ya hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance, solo nos queda abrazar y acompañar y en el ultimo de los casos, marchar si es necesario.

Si realmente quiere ayudar a quien ama, enseñe a que cada persona aprenda a solucionar sus propios problemas, solo así se madura, sabiendo que contara con su apoyo en el proceso pero que no hará usted lo que al otro, le corresponde. Para poder amar sanamente a los demás primero debemos aprender a amarnos a nosotros mismos, saber decir que NO. La satisfacción de saber que se intentó pero que a su vez usted también se amó, es impagable. El equilibrio emocional y espiritual es fundamental para tener una vida plena. Siempre alguien en algún momento de su vida se sentirá decepcionado por usted, recuerde que somos limitados. Nadie, en esta vida ha logrado satisfacer a todas las personas que pasaron por su vida, ni siquiera Jesucristo. Empiece a ver la vida desde otra perspectiva, busque la paz y sígala, como nos enseña la Biblia, que si usted esta en paz, solo así podrá ser luz en la vida de alguien que hoy esta en la oscuridad.

El amor nunca dejara de ser pero el que ama, disciplina.

DIOS LE BENDIGA.

«Porque Dios corrige y disciplina a todo aquel que ama y que considera su hijo. Si ahora ustedes están sufriendo, es porque Dios los ama y los corrige, como si fueran sus hijos. Porque no hay un padre que no corrija a su hijo» Hebreos 12:6-7

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.