Categorías
Sin categoría

Empoderada no, poderosa si.

Empoderada no, poderosa si.

Que alguien le diga a esta mujer que no se puede salir adelante o la inmensidad de excusas berretas que ponen las feministas para no pagar el precio.

Lastima o pena, dan las mujeres que se hacen las victimas de todo. Las que creen que la sociedad esta en deuda con ellas porque eligieron pesimo al padre de sus hijos en el pasado.

Desligando responsabilidades al hombre que desde el primer mes supieron que era un inútil bueno para nada pero que tardaron algunos años e hijos de por medio para terminar aceptandolo.

Olvidándose que a esas cruces las llevamos varias en la espalda pero éstas, en vez de aprender de los errores, asumir las responsabilidades como todo individuo adulto ¡NO!
Las tenemos que soportar el resto que nada tenemos que ver.

Sinceramente, el no depender de nadie, el no esperar nada de nadie. Es lo que más ayuda a revertir una mala decisión del pasado, respecto a este tema.

Aunque resulte injusto y sé que muchas madres tienen razón. Hay cosas que escapan de nuestro control y a eso hay que aceptarlo para poder avanzar.

Nadie dijo que la vida era justa, sobre todo si depende de nuestras decisiones, en un mundo donde la mayoría se ríe de Dios, subestimando la Biblia, que es realmente, nuestro manual de instrucciones, es medicina preventiva para la vida.

Lamentablemente la hombría se ha ido evaporando y con ella los valores.

Por esto los conservadores luchamos por el patriarcado. Que muchos, por haber oído tanto al socialismo y al feminismo desprestigirlo, como hacen con todo lo bueno de la vida, lo confunden con machismo o violencia.

Justamente es todo lo opuesto.
El patriarcado es ese hombre que protege a su familia de un tercero o del estado.

Patriarcado es ese hombre que no abandona a pesar de lo que pase. El que es consciente que es él, el ejemplo a seguir de sus hijos.
El que entrega a su hija o acompaña al altar a su hijo con la frente bien en alto. El mismo que cuando muera, lo puede hacer en paz. Porque ha criado un hombre y una mujer de bien y no parásitos que maldicen a la sociedad con sus actos.

A falta de eso tan preciado y tan necesario como es la hombría, el honor, en otras palabras el patriarcado.
Nos toca a nosotras ponerle el pecho a las balas. Muchas hemos podido hacerlo y no somos súper mujeres, fuimos sabias. Aprendimos, gracia a Dios que aprendimos, plantamos bandera blanca y hoy somos imparables.

Mientras unas convierten sus dificultades en excusas, para nosotras se convierten en oportunidades que en una vida de confort jamás hubiésemos visto.

No es fácil, nadie jamás dirá que lo fue pero tampoco es tan melodramático como lo quieren hacer creer.
Inclusive la gente que pasa pruebas duras de verdad, como la muerte de un hijo, enfermedades muy dolorosas, logran salir adelante.

Vergüenza nos tendría que dar decir que no podemos.
Si estamos vivos y tenemos Salud, no hay excusas, lo que hay es conformismo.

El tiempo pasa para todos. Lo sembrado si o si se cosechará. Para el que hizo las cosas bien, como para el que las hizo mal. Cada uno sabe que semilla lleva en sus manos. No se haga después el sorprendido.

Gracias Dios por crear al capitalismo.

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Puntuación: 5 de 5.

Deja en los comentarios tu opinión sobre este articulo y ¡No olvides suscribirte! 

AUSPICIADO POR:

SUSCRIBETE A NUESTROS DOS CANALES:

ACTUALIDAD Y POLITICA

Ser Mejor

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s