Categorías
Parejas Relaciones Sin categoría

Cuando alguien es infeliz y no lo sabe.

Aunque parezca insólito, esto sucede muy a menudo.

why I'm not happy?
¿porque no soy feliz?

Cuando alguien es infeliz pero no lo sabe. ¿Como descubrirlo? El problema no es que ese alguien es infeliz. El problema es que no lo sabe. Y es ahí donde comienzan los grandes pesares de las personas que fueron elegidas, por algún motivo muchas veces desconocido, como el blanco de éste. Estas personas dedican grande parte de su vida a hacer del prójimo, una vida peor.

Lamentablemente muchas personas terminan cediendo a los caprichos de estos para evitar problemas. Otros se sienten sumamente afectados emocionalmente, por lo malo que estas personas puedan hacerle. Y también están los que no se sienten afectados pero si impotentes al ver que han sido elegidos como blancos de éstos y no poder hacer nada para evitarlo.

La conciencia de muerte no desarrollada.

Todos sabemos que una persona que no se siente satisfecha en la vida. Las que carecen de una sana estima y sobre todo personas que hasta el momento no han entendido, que en esta tierra solo están de paso. Lo que en psicología se llama, “Desarrollar la conciencia de muerte”, estas personas evidentemente, no la tienen.

En otros escritos he hablado sobre este tema, ya que es fundamental para que una persona pueda llegar a vivir en plenitud. Yo desarrolle la conciencia de muerte en el año 2012, a los pocos meses de empezar a “darle una oportunidad” a Jesucristo. Que me hayan sucedido ambas cosas casi de manera simultanea, es lo que creo, acelero y facilito mi transformación. En otras palabras, conocer a Jesucristo me salvo la vida, y desarrollar la conciencia de muerte me enseño a vivirla.

Llevar una vida infeliz, mi opinión al respecto.

Lo que diré a continuación es una conclusión a la que yo he llegado, no afirmo que sea exactamente así. Eso lo sabrán los expertos en la materia. Por mi experiencia vivida, por lo que he observado en las personas, es que escribo dando mi opinión en ciertos temas. Algunos pueden estar de acuerdo o no, ambos puntos de vista creo que son validos.

Para usted que se cree todo poderoso y cree que saldrá libre de esta.

La persona que es infeliz pero que sabe que en este momento, esta es su condición, suelen estar depresivas, resignadas en muchos o en todos los ámbitos de la vida y solo se dedica a sobrevivir. No los veo o no me los imagino, pensando, planificando que hacer para molestar o perjudicar a otra persona. En cambio…

La gente que no es feliz y no sabe que no lo es, efectivamente es todo lo opuesto, cree ser todo poderoso. Cree que nunca morirá, cree que tendrá tiempo para todo. Cree que tiene vía libre para hacer y deshacer lo que este bajo su control, lo que mejor le plazca. No importando así, si se perjudica a alguien, si se entorpecen cosas, entre varias consecuencias derivadas de ese temporario “poder”.

Fui elegido como blanco de guerra y nada pude hacer para evitarlo.

El texto que viene a continuación, es una síntesis de un momento de aflicción, de decepción e impotencia. Comenzando a principios del año 2012 y que me acompaña hasta el día de hoy (este año fue un antes y un después en mi vida). A mediados del año 2013 “apareció” en mi vida quien se convirtió en un gran peso extra, a mi ya pesada pero llevadera cruz. Y en el 2016 empezó mi lucha. Este escrito es en honor al padre de mi hijo, por quien lucho judicialmente.

El lado oscuro del hombre que tiene el cielo ganado.

“También se cosecha la mala siembra, la justicia que negaste como la injusticia que causaste. Lo correcto del cual te has burlado como lo incorrecto que si has ejecutado. La empatía que años atrás parecías tener pero que hoy desconoces, como la apatía hacia un menor vulnerable.

Los lazos familiares que rompiste, los fundamentales derechos que negaste… Me cuesta creer que ignoras el daño que causas. Se me hace difícil pensar que disfrutas lastimando, yo conocí a un hombre bueno, pero hoy reina en ti, la golpeadora ignorancia. Años padeciendo tu insatisfacción y yo por ti, nada puedo hacer.

Las únicas dos opciones que nos ofrece el dolor: Ser Mejor o ser peor.

Ni todo el dolor que desde tu niñez arrastras, justifica el dolor que hoy causas. Las consecuencias a futuro que indefectiblemente llegan pero que hoy niegas y que no te importan. También llegara el momento en que el poder se acabe y el camarero traerá la cuenta.

Cuando impides una mejor calidad de vida, llamando “amor”, lo que en realidad es egoísmo. Un “amor” que quita oportunidades para compensar que tu vida está desolada y vacía.

Tú, tu principal enemigo.

Cuando el único problema de tu vida eres tú mismo y tampoco lo sabes, culpas al resto. Cuando desprecias tu propio Ser y no estas ni enterado y hagas lo que hagas, no logras quitar de tu mente y de tus planes a quien tanto detestas. Cuando tu mismo tomas el veneno que produces pretendiendo que el otro muera, tu enemigo imaginario. Ese mismo que creaste en tu mente por tu falta de satisfacción en la vida, el mismo que ignora por completo tu tan inmenso despreció hacia el.

Remas contra la corriente, aunque tienes todo lo que quieres, te frustras cuando ves el progreso de ese que odias y yo no puedo entenderlo. Tienes tu lo que yo tanto mas quiero. Y pasan los años y no cambias, no mejoras y se te va la vida creyendo que obras bien. Cuando en el fondo tienes esa incomodidad que te alerta que tal vez estas fallando pero te auto convences, buscas gente con mentalidad miserable como tú para alimentar tu error y así seguir…

Cavas tu propia tumba con cada impedimento que realizas ante un acto de justicia. Eres nada más y nada menos que tu principal, único y más letal enemigo. El tiempo pasa para todos, no siempre tendrás el poder, tanto tú como yo, no nos iremos debiendo nada.

Por el amor hacia un hijo.

Pido a Dios para que pronto los padres en guerra entre si vean La Luz, se arrepientan y decidan empezar de nuevo pero siendo una persona mejor. Mientras tanto no culpen a Dios, tampoco digan que no pueden perdonar porque sus vidas, es tan solo el fruto, de su propia decisión.

Cuando alguien es infeliz y no lo sabe.

A esto lo redacto principalmente por las personas que están padeciendo injusticias de toda índole. Demostrarles que el problema de esta gente no somos nosotros sino ellos mismos. Que esto no nos llene el corazón de angustia. Que ante todo lo malo que pueda suceder, tener compasión de la triste vida de estas personas. Que la frustración de ellos no nos alcance, que oremos porque recuperen sus vidas y que haya un verdadero perdón.

http://www.monikaojeda.com

Instagram: @monikaojeda

Le invito a continuar leyendo NO QUIERO SER MADRE

Libros recomendados.

Quierete y mucho
30 Días para aumentar tu autoestima. Cómo superar la baja autoestima, la ansiedad, el estrés, la inseguridad y la duda en ti mismo (Hábitos que cambiarán tu vida)
Quierete ¡Y mucho!

2 respuestas a “Cuando alguien es infeliz y no lo sabe.”

Responder a El tiempo se ríe de nosotros. Ser Mejor By Monika Ojeda Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s