El problema no es que eres infeliz, el problema es que no te enteras que lo eres cuando haces del prójimo una vida peor.

Para usted que se cree todo poderoso y cree que saldrá libre de esta.

También se cosecha la mala siembra, la justicia que negaste como la injusticia que causaste, lo correcto del cual te has burlado como lo incorrecto que si has ejecutado, la empatía que no conoces como la apatía hacia un vulnerable, los lazos familiares que rompiste. Cuando disfrutas de hacerle daño a otro por venganza, odio, celos o envidia, sin medir a quien involucrabas, inclusive niños, ni el dolor y mucho menos las consecuencias a futuro que causarás que hoy niegas y no te importan y que cargaras en tu espalda toda tu vida. Cuando impides una mejor calidad de vida a los demás por tu egoísmo que vilmente llamas amor por el simple hecho de que tu vida está desolada y vacía, así tengas material como sentimentalmente todo lo que querías. Cuando el único problema de tu vida eres tú mismo. Cuando desprecias tu Ser y no estas ni enterado y hagas lo que hagas no logras quitar de tu mente y de tus planes a quien tanto detestas. Cuando te tomas el veneno que produces pretendiendo que el otro muera, tu enemigo imaginario, ese mismo que creaste en tu mente por tu falta de satisfacción respecto a la vida, el mismo que ignora por completo tu tan inmenso despreció hacia el. Remas contra la corriente, te frustras cuando ves el progreso de ese que odias y pasan los años y no cambias, no mejoras y se te va la vida creyendo que obras bien cuando en el fondo tienes esa incomodidad que te alerta que le estás errando al blanco pero te auto convences, buscas gente miserable como tú para alimentar tu error y así seguir… Cavas tu propia tumba con cada impedimento que realizas ante un acto de justicia. Eres nada más y nada menos que tu principal, único y más letal enemigo. El tiempo pasa para todos, no siempre tendrás el poder y tampoco te irás debiendo nada. Ojalá pronto veas La Luz, te arrepientas y decidas empezar de nuevo pero esta vez siendo mejor persona. Mientras tanto no culpes a Dios, tampoco digas que no puedes perdonar porque ya nada justifica tu gran error.

Grábate bien esto, ¡Vas a cosechar también tu mala siembra!

#DesarrollarLaConcienciaDeMuerte

http://www.monikaojeda.com

Instagram: @monikaojeda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s