“Humildad no es abrazar la pobreza, humildad es tener los pies sobre la tierra” Lea qué dice la Biblia al respeto.

Este es uno de los ejemplos claro y directos que muestra la Biblia que está a favor de la prosperidad en todos las áreas de la vida, inclusive en lo económico. El problema es la no lectura de las escrituras y lo grave que es creer lo que la gente dice por ahí sobre lo que Dios espera o piensa de nosotros, sin confirmar previamente lo que dice, leyendo la Biblia.

En Mateo 25.14-29 dice por medio de parábolas:

Los tres empleados

14 »En el reino de Dios pasará lo mismo que sucedió cierta vez, cuando un hombre decidió irse de viaje. Llamó a sus empleados y les encargó su dinero. 15 El hombre sabía muy bien lo que cada uno podía hacer. Por eso, a uno de ellos le entregó cinco mil monedas, a otro dos mil, y a otro mil. Luego se fue de viaje.

16 »El empleado que había recibido cinco mil monedas hizo negocios con ellas, y logró ganar otras cinco mil. 17 El que recibió dos mil monedas ganó otras dos mil. 18 Pero el que recibió mil monedas fue y las escondió bajo tierra.

19 »Mucho tiempo después, el hombre que se había ido de viaje regresó, y quiso arreglar cuentas con sus empleados. 20 Llegó el que había recibido cinco mil monedas, se las entregó junto con otras cinco mil y le dijo: “Señor, usted me dio cinco mil monedas, y aquí tiene otras cinco mil que yo gané.”

21 »El hombre le dijo: “¡Excelente! Eres un empleado bueno, y se puede confiar en ti. Ya que cuidaste bien lo poco que te di, ahora voy a encargarte cosas más importantes. Vamos a celebrarlo.”

22 »Después llegó el empleado que había recibido dos mil monedas, y le dijo: “Señor, usted me dio dos mil monedas, y aquí tiene otras dos mil que yo gané.”

23 »El hombre le contestó: “¡Excelente! Eres un empleado bueno, y se puede confiar en ti. Ya que cuidaste bien lo poco que te di, ahora voy a encargarte cosas más importantes. Vamos a celebrarlo.”

24 »Por último, llegó el empleado que había recibido mil monedas, y dijo: “Señor, yo sabía que usted es un hombre muy exigente, que pide hasta lo imposible. 25 Por eso me dio miedo, y escondí el dinero bajo tierra. Aquí le devuelvo exactamente sus mil monedas.”

26 »El hombre le respondió: “Eres un empleado malo y perezoso. Si sabías que soy muy exigente, 27 ¿por qué no llevaste el dinero al banco? Así, al volver, yo recibiría el dinero que te di, más los intereses.”

28 »Entonces el hombre dijo a sus ayudantes: “Quítenle a éste las mil monedas, y dénselas al que tiene diez mil. 29 Porque al que tiene mucho se le dará más, y le sobrará; pero al que no tiene nada, hasta lo poco que tiene se le quitará. 

¿Ahora entiende porque existe la probreza? – ¿Ahora comprende porque los pobres cada vez son mas pobres y los ricos cada vez mas ricos?

Humildad no es odiar el dinero, el mismo que es su medio de vida, su alimento, su vestimenta, que le da su hogar. Humildad no es abrazar la pobreza, humildad es tener los pies sobre la tierra.

-Empiece poco a poco a leer las sagradas escrituras para que así vaya aprendiendo usted a conocer a Dios, saber que desea y espera El de usted y a entender porque a la gente cristiana le va mejor en la vida.

El poblema no es el dinero, sino el amor a él. El problema no es que usted gane dinero sino como lo gana. La decencia, la transparencia, la integridad y la honradez hará que usted sea prospero economicamente y a su vez, pueda irse a dormir en paz.

La obediencia es la que trae bendición. El pagar el precio con visión a futuro hace que se destaque del resto.

DIOS LE BENDIGA.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: